HURTIGRUTEN “El viaje por mar más bello del mundo” Lonely Planet

A bordo del MS Fram · 66 días · Desde 35.241 € (pensión completa a bordo)


Salidas 2022: 2 septiembre

Del Ártico a la Antártida
Este es un crucero de expedición único. Comenzaremos nuestro crucero desde Edmonton, Canadá, de 65 días de duración. Inicio desde la bahía de Cambridge en el Ártico, antes de atravesar el legendario Pasaje del Noroeste hasta la costa de Groenlandia, Terranova y Labrador. Giraremos hacia el sur a través del Atlántico, enriqueceremos la travesía con un programa conferencias del Equipo de Expedición, a continuación el Canal de Panamá hacia el Pacífico. Después de conocer a una tribu indígena en la poco visitada región de Darién y explorar la remota «Isla de la Plata», continuaremos por la costa oeste de América del Sur. En este lugar, experimentaremos una mezcla de cultura y naturaleza, descubriremos unos de los lugares más bellos de Colombia, Ecuador, Perú y Chile antes de presenciar el esplendor de la Patagonia y, finalmente, la belleza prístina de la Antártida.


Itinerario

  • Día 1: Edmonton, Canadá
  • Día 2: Edmonton – Cambridge Bay, Isla Victoria
  • Días 3-10: Pasaje del Noroeste
  • Días 11-19: Groenlandia y Canadá atlántico
  • Días 20-27: Halifax – Colón
  • Días 28-45: Canal de Panamá – Valparaíso, Chile
  • Días 46-55: Patagonia
  • Días 56-62: Antártida
  • Días 63-65: Pasaje de Drake
  • Día 66: Punta Arenas

Día 1

Edmonton, Canadá. Prepárate para la gran aventura.
 

Esta aventura épica comienza en Edmonton, una ciudad que se encuentra a orillas del río North Saskatchewan, en la provincia de Alberta. Se trata de la región metropolitana más septentrional de América del Norte. La revista Forbes recientemente citó a Edmonton como «uno de los destinos más populares de Canadá». Si tu vuelo llega temprano, tendrás tiempo de averiguar el por qué.

Edmonton es un lugar animado y colorido, con todos los atractivos de una metrópolis moderna. Existe una interesante escena gastronómica, varias cervecerías artesanales y destilerías, muchas boutiques y una escena artística de vanguardia. En definitiva, es el lugar ideal para prepararse para los próximos dos meses en el mar.

Si llegas unos días antes del embarque, puedes visitar el Parque Nacional Elk Island: una vasta región salvaje a las puertas de Edmonton, donde es posible ver bisontes pastando en libertad. 


Día 2

Edmonton – Cambridge Bay, Isla Victoria. El ártico canadiense.
 

Por la mañana volaremos a Cambridge Bay, donde nos espera nuestro barco de expedición MS Fram.

Cambridge Bay es un asentamiento de unas 2.000 personas en la isla Victoria, una de las islas más grandes del Ártico canadiense. En el idioma local Inuinnaqtun, la bahía de Cambridge se conoce como «Iqaluktuuttiaq», que significa «buen lugar de pesca». Es un nombre apropiado ya que muchos visitantes vienen aquí para pescar la trucha ártica.

La fauna salvaje es un atractivo obvio para los exploradores de estas áreas. Otros vienen a visitar la Estación de Investigación del Alto Ártico Canadiense, un importante centro para el estudio del cambio climático y todo lo relacionado con el Ártico. Es lógico que este viaje comience aquí, donde a menudo se refugiaban los antiguos exploradores del Ártico que buscaban el Paso del Noroeste; como el legendario aventurero noruego Roald Amundsen.

Después de embarcar, tendrás tiempo para instalarte en la cabina y explorar el que será tu hogar durante la travesía. Habrá una sesión informativa de seguridad obligatoria que se lleva a cabo antes de zarpar, para garantizar que todos estemos lo más seguros posible durante el viaje que tenemos por delante.

La cena será la primera de muchas a bordo y terminará con un brindis por parte del capitán, deseando a todos los pasajeros una agradable expedición. Después, conocerás al Equipo de Expedición en una sesión de bienvenida en la que se dará información importante sobre salud y seguridad.

El equipo también te explicará las directrices de AECO, la Asociación de Operadores de Cruceros de Expedición al Ártico. Aprenderás cómo proteger los hábitats, mantener una distancia segura con los animales salvajes y visitar las comunidades árticas de una manera respetuosa.


Día 3-10

Pasaje del Noroeste. En el corazón del pasaje.
 

Estableceremos rumbo hacia el legendario Pasaje del Noroeste. Desde finales del siglo XV, la búsqueda de esta vía marítima a través del Ártico canadiense fue una especie de Santo Grial para los aventureros marineros.

El primer viaje registrado fue dirigido por John Cabot en 1497. James Cook lo intentó en 1776, pero no pudo navegar el Pasaje; y muchos ya están familiarizados con la desafortunada expedición Franklin de 1845. El primero en conquistar el Pasaje en barco fue el explorador noruego Roald Amundsen, en una expedición que duró desde 1903 hasta 1906. 

El hielo marino varía de un año a otro y cada expedición aquí es única. En esta era moderna, con nuestro equipo de navegación de última generación, trazaremos nuestra propia aventura, estableciendo rumbo hacia el este de Canadá. Durante nuestro viaje, desembarcaremos en sitios vinculados a la historia de los primeros exploradores, visitaremos las comunidades inuit e intentaremos observar la fauna del Ártico: osos polares, ballenas, focas y una variedad de aves marinas.

También puede haber oportunidades para navegar en lancha neumática entre témpanos de hielo, y desembarcaremos al más puro estilo de expedición y experimentaremos la naturaleza virgen del Ártico canadiense.

El capitán del barco y el líder del Equipo de Expedición evaluarán continuamente la meteorología y las condiciones del mar y el hielo marino, ajustando el itinerario y adaptando las actividades en consecuencia. Como buenos exploradores, debemos respetar y trabajar con la naturaleza, no contra ella.

Atravesando el pasaje esperamos poder visitar algunos de los siguientes lugares:

Gjoa Haven rinde homenaje al explorador noruego Roald Amundsen, que pasó el invierno aquí desde 1903 en la expedición del Gjøa. Llamó al lugar «el mejor puerto pequeño del mundo» y aprendió mucho de la gente local Netslik Inuit sobre la supervivencia y los viajes en las regiones polares. Estas habilidades fueron fundamentales para ayudar a Amundsen a ser el primero en llegar al Polo Sur casi una década después.

Fort Ross se estableció en 1937. Hay dos pequeñas cabañas mantenidas por la Guardia Costera canadiense, y ocasionalmente utilizadas por los inuit locales como refugio. Fue uno de los varios puestos comerciales de Hudson’s Bay Company en el Ártico canadiense.

Beechey Island está estrechamente vinculada a la historia de la exploración del Pasaje del Noroeste, en particular al viaje dirigido por Sir John Franklin, cuyos dos barcos entraron en el pasaje en 1845 pero nunca regresaron. Se sabe que la expedición Franklin pasó el invierno aquí en 1845 y tres de sus hombres están enterrados aquí.

Radstock Bay está dominada por la roca de Caswell Tower. La costa aquí es excelente para caminatas cortas a un sitio inuit prehistórico. Caswell Tower en sí cuenta con una desafiante caminata hasta la cima para disfrutar de excelentes vistas.

El puerto de Dundas es un asentamiento abandonado con un antiguo campamento de la Real Policía Montada de Canadá y un puesto comercial de la Hudson’s Bay Company, junto con varios sitios arqueológicos del período Thule.

Pond Inlet ubicado en el pintoresco Eclipse Sound con la isla Bylot en la distancia, llamado ‘Mittimatalik’ en Inuktitut, es una comunidad tradicional inuit en la isla Baffin. Pond Inlet está rodeado de cadenas montañosas, con glaciares, fiordos, cuevas de hielo, hoodoos geológicos e icebergs a la deriva.

A lo largo del pasaje, navegaremos por paisajes fascinantes, en constante búsqueda de fauna salvaje, como el poderoso y a menudo esquivo oso polar.


Día 11-19

Groenlandia y Canadá atlántico. De Baffin Bay a Groenlandia.
 

Cuando salimos del Pasaje del Noroeste, dejamos atrás el territorio canadiense por ahora y ponemos rumbo a Groenlandia. Mientras navegamos por la bahía de Baffin y el estrecho de Davis, impartiremos conferencias informativas en el Centro de Ciencias. Algunos de los temas incluirán: fauna, cultura groenlandesa, historia de las expediciones y exploradores históricos, geología y fotografía.

Ilulissat, Groenlandia

Traducido simplemente como «icebergs», el asentamiento se encuentra en el impresionante paisaje del Ilulissat Icefjord, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este lugar es realmente perfecto. También es un centro vibrante para los buscadores de aventuras que se dirigen a la capa de hielo polar, y hay casi tantos perros de trineo viviendo aquí como personas.

Justo en las afueras de la ciudad, a menudo se pueden ver enormes icebergs flotando en las profundas aguas azules. Se originan en el glaciar Jakobshavn, que genera alrededor de 35.000 millones de toneladas de icebergs cada año. Estos témpanos bajan casi 20 km por el fiordo antes de llegar a Disko Bay, con sus formas y brillantes y delicados tonos son el sueño de cualquier fotógrafo de la naturaleza.

Sisimiut, Groenlandia

El segundo asentamiento más grande de Groenlandia se encuentra a 40 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico, en la zona costera central del Estrecho de Davis. Su nombre se traduce como «La gente que vive cerca de las guaridas de zorros», una referencia a las muchas madrigueras de zorros árticos del lugar. Otro animal local es el buey almizclero, cuya lana se usa para hacer una tela especial llamada qiviut, que se dice que es 10 veces más cálida que la lana de oveja.

Kvanefjord, Groenlandia

Kvanefjord es un fiordo de 48 km de largo en la costa oeste de Groenlandia en el distrito de Sermersooq, que significa «lugar con mucho hielo». El fiordo se extiende alrededor de 10 km tierra adentro antes de ramificarse en tres canales más pequeños, cada uno con un glaciar en su cabecera.

Pasaremos el día explorando este increíble fiordo y el capitán buscará lugares donde podamos echar el ancla y desembarcar. Habrá muchas oportunidades para avistar fauna salvaje, ya sea desde la cubierta o en tierra, o tal vez simplemente desees estirar las piernas y disfrutar del impresionante paisaje.

Después de Kvanefjord, cruzaremos el mar de Labrador y tendrás tiempo para relajarte, conocer a los compañeros de viaje y aprovechar las instalaciones a bordo. En el Centro de Ciencias, el Equipo de Expedición seguirá dando fascinantes conferencias sobre la fauna y los ecosistemas de la región ártica.

Red Bay, Canadá

Red Bay es un antiguo asentamiento ballenero vasco en la costa del sur de Labrador en el Estrecho de Belle Isle. Mientras navegamos por estas aguas podremos ver ballenas jorobadas o minke.

No todos los barcos balleneros tuvieron la suerte de llegar a las costas de Red Bay, y los galeones y chalupas hundidos, pequeñas embarcaciones utilizadas por los balleneros en el siglo XVI, son solo algunos de los barcos que se han encontrado preservados en estas aguas heladas. Los descubrimientos hacen de Red Bay uno de los sitios arqueológicos submarinos más importantes del mundo.

Corner Brook, Canadá

Mientras navegamos hacia la Bahía de las Islas, rodeados por las laderas irregulares y los densos bosques de las montañas Long Range, trazaremos el mismo rumbo que tomó el Capitán James Cook hace más de 250 años.

Al igual que hizo el famoso explorador británico, nos dirigiremos a Corner Brook en la desembocadura del río Humber. Esta es la segunda ciudad más grande de la provincia de Terranova y Labrador después de St. John. Si este último es moderno e internacional, Corner Brook es decididamente tradicional y local.


Día 20-27

De Halifax a Colón. Oceanografía y bienestar
 

El siguiente tramo de su viaje comienza en Halifax, la capital cosmopolita de la provincia canadiense de Nueva Escocia. Este puerto marítimo tiene vistas a uno de los puertos naturales más grandes del mundo. Halifax tiene todos los atractivos de una ciudad canadiense moderna, y es un gran lugar para ponerse al día con algunas compras antes de dirigirnos hacia el sur, hacia los trópicos.

Durante los próximos siete días de viaje en el mar, el Equipo de Expedición nos ayudará a profundizar nuestro conocimiento de los océanos y la ecología. Al mismo tiempo, aprovecharemos las fantásticas instalaciones a bordo y ejecutaremos un programa destinado a centrarse en la mente, el cuerpo y el alma. ¿Qué significa esto? Lee a continuación para averiguarlo.

Entendiendo nuestros océanos

Mientras navegamos de Nueva Escocia a Panamá, podrás participar en un interesante programa de conferencias prácticas, talleres y clases que cubren temas como la biología marina y la historia de la navegación marítima desde los vikingos hasta la actualidad. Como beneficio adicional, te invitamos a unirte a los oficiales del barco en el puente, lo que brindará una visión de lo que es la navegación moderna.

Aprenderás de los experimentados miembros del Equipo de Expedición haciendo uso del Centro de Ciencias y descubriendo los ecosistemas ocultos del océano. También habrá proyectos de ciencia ciudadana, que están conectados con importantes investigaciones en vivo en todo el mundo.

Encontrar la paz interior

Sin embargo, no todo son experimentos y aprendizaje, el descanso y el rejuvenecimiento son igualmente importantes. Tómate tu tiempo para detenerte, mirar las olas, reflexionar y disfrutar de un precioso «tiempo para mí».

Para ayudarte a restablecer la mente, cuerpo y alma, nuestros profesionales del bienestar impartirán clases diarias de yoga y meditación. Estas sesiones prometen hacerte sentir renovado, recargado y listo para la próxima aventura.

También puedes tomar tiempo para observar y apreciar las maravillas de la naturaleza que nos rodea. Contempla en silencio la majestuosidad del mar o el movimiento de las nubes. Sal a cubierta en busca de fauna, mientras disfrutas del clima templado del Caribe. Delfines, peces voladores y aves marinas nos acompañarán estos días. 


Día 28-45

Del Canal de Panamá a Valparaíso, Chile. Historia inca y tribu Embera
 

Pasaremos por el Canal de Panamá, una maravilla de la ingeniería de 80 km de largo con canales y aguas abiertas que se abrió al tráfico en 1914. El canal une el Atlántico con el Pacífico, y aproximadamente a mitad de camino, después de un tránsito de 12 horas, ingresaremos al tramo del lago Gatún. Con suerte, veremos algún cocodrilo o caimán en la orilla, monos en los árboles, y tal vez incluso un perezoso.

Emergiendo hacia el Océano Pacífico, en el transcurso de la siguiente parte de nuestro viaje, visitaremos dos parques nacionales, así como varias comunidades costeras en cinco países de América Latina: Panamá, Colombia, Ecuador, Perú y Chile. Pero primero, visitamos la asombrosa y poco transitada región de Darién.

La Chunga, Parque Nacional Darién, Panamá

Hoy viviremos una gran aventura mientras nos dirigimos a una auténtica comunidad Embera en medio de la jungla en el Parque Nacional Darién. Los indígenas Embera han vivido en esta área durante siglos, mucho antes de que el primer explorador español pusiera un pie en el Nuevo Mundo. La tribu no recibe visitantes con regularidad y hemos trabajado en estrecha colaboración con ellos para brindarles esta rara oportunidad. Te informaremos de antemano sobre cómo debe ser nuestra visita a esta aislada comunidad para que sea respetuosa con sus costumbres.

Para llegar allí, fondearemos en la bahía de La Chunga y nos dirigiremos por el río Sambu a través de la jungla utilizando nuestros pequeños botes de expedición. Como viajaremos tierra adentro, es probable que haga mucho más calor y debemos llevar una buena protección solar y contra los mosquitos. El viaje río arriba durará aproximadamente una hora, pero valdrá la pena.

Bahía Solano, Colombia

Rodeado de una espesa selva y situado cerca de la desembocadura del río Jella, el pequeño pueblo de Bahía Solano es el asentamiento más grande de la costa del Chocó de Colombia. También es conocida como Ciudad Mutis – por el botánico español del siglo XVIII José Celestino Mutis – quizás una referencia a la biodiversidad natural que existe en las selvas, manglares, montañas, marismas, ríos y bahías de la zona.

La comunidad aquí nos abre su ciudad y nos invita a un paseo por su asentamiento. En el camino, podremos conocer y hablar con los residentes, principalmente afrocolombianos, que viven junto a los indígenas Embera y otras personas del interior.

Manta, Ecuador

MS Fram nos llevará a través del Ecuador, y podrás unirte a una ceremonia tradicional de navegación a bordo en la que buscamos la bendición del Rey Neptuno. Al poner un pie en suelo sudamericano, nuestro primer puerto de escala es Montecristi, ubicado a 8 km tierra adentro de la ciudad portuaria de Manta, dedicada a la pesca de atún. Este pueblo fue establecido en el siglo XVI por los manteños, indígenas ecuatorianos, que buscaban un respiro de las frecuentes incursiones piratas en la costa. Montecristi, es en realidad el lugar de nacimiento de los tradicionales sombreros de Panamá, a pesar del nombre.

Isla de la Plata, Ecuador

Isla de la Plata es parte del Parque Nacional Machalilla, el único parque nacional costero de Ecuador. La isla se encuentra bastante lejos de la costa y es propensa a grandes olas que pueden dificultar los desembarques. Parece ser que su nombre proviene de la creencia de que el explorador y capitán de barco inglés Sir Francis Drake enterró un tesoro aquí. Una explicación más prosaica es que la luz del sol se refleja en el guano de aves y le da a la isla un aspecto brillante y plateado cuando se ve desde el continente.  

El pequeño tamaño de la isla queda compensado con creces por una gran variedad de fauna y flora, llegando a rivalizar con las Islas Galápagos.

Puerto Bolívar (Machala), Ecuador

El principal reclamo de Machala es Puerto Bolívar, un puerto importante para la exportación de café, cacao, camarón y banano, que los lugareños llaman «oro verde» debido a la gran cantidad que crece en esta región. El cercano bosque petrificado de Puyango tiene una de las colecciones de árboles fosilizados más grandes del mundo, que se cree tiene unos 100 millones de años.

Salaverry, Perú

Golpeado por el viento y las olas del Pacífico, Salaverry puede ser un puerto de difícil acceso. Si podemos aterrizar allí, será un buen punto de partida para explorar Trujillo, la tercera ciudad más grande de Perú, así como varios sitios arqueológicos precolombinos esparcidos por toda la región.

Callao / Lima, Perú

Ubicada en una franja de desierto entre el Océano Pacífico y la Cordillera de los Andes, se encuentra la capital peruana, Lima. Servida por el puerto marítimo de Callao, Lima es la ciudad más grande del país y aparece como una metrópolis moderna y extensa donde las tradiciones y la modernidad se mezclan para crear un cóctel embriagador de cultura y cocina. En contraste con esta metrópolis moderna, las fascinantes y enigmáticas ruinas de arcilla de adobe de las pirámides ceremoniales Huaca Pucllana y Huaca Huallamarca son todo lo que queda de una antigua cultura perdida hace mucho tiempo.

Paracas, Perú

Enclavada en una bahía, la humilde y tranquila ciudad turística de Paracas está rodeada de acantilados de color marrón y hermosas playas. Frente al puerto de Paracas hay un misterioso geoglifo de un símbolo parecido a un candelabro, tallado en el paisaje. El origen y significado del mismo sigue siendo un misterio, pero podría estar relacionado con las famosas Líneas de Nazca que se pueden visitar en el Valle de Pisco a poca distancia en coche hacia el sur.

Arica, Chile

Inusual para una ciudad junto al mar, Arica está bañada por un sol glorioso casi todos los días del año y los residentes describen con orgullo el lugar como inmerso en una primavera sin fin. Echa un vistazo a la impresionante Catedral de San Marcos, diseñada por Gustave Eiffel, inaugurada en 1876.

Iquique, Chile

Bienvenido a un pedacito de paraíso junto al Pacífico, con palmeras y paseos por la playa. Nuestro objetivo principal aquí es una visita a la cercana ciudad minera abandonada de Humberstone en el desierto de Atacama (UNESCO).

La Serena, Chile

Asentada junto al océano, La Serena está bendecida con hermosas playas de arena a lo largo de la Avenida del Mar y más allá. Descubrirás que la segunda ciudad más antigua de Chile tiene un aspecto neocolonial distintivo. Los edificios modernos se entremezclan con la arquitectura clásica, como las 30 iglesias de piedra cuidadosamente restauradas, algunas de las cuales tienen alrededor de 350 años.

Valparaíso, Chile

Conocida como la «Joya del Pacífico» de la UNESCO, esta ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad es un laberinto de monumentos, iglesias, funiculares históricos, barrios de moda, callejuelas adoquinadas, casas coloridas y plazas con encanto.


Día 46-55

Patagonia. Navegando hacia la Antártida.
 

Castro

Hemos llegado hasta la Patagonia. En Castro, trae tu cámara para fotografiar los palafitos pintados de colores brillantes. Estas tradicionales casas sobre pilotes de madera bordean el fiordo en Gamboa Wharf. La cercana Iglesia de San Francisco, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una obra maestra de carpintería hecha completamente de madera en estilo neogótico.

Puerto Edén

La pequeña aldea de Puerto Edén, ubicada en una bahía, es parte de una península remota que se adentra en un fiordo en la provincia de Última Esperanza. Desde aquí se accede a los paisajes excepcionales del Parque Nacional Bernardo O’Higgins, el área protegida más grande de Chile, que comprende una impresionante red de fiordos pacíficos y hermosas montañas cubiertas de bosques. No hay caminos hacia, desde o incluso dentro de este pueblo aislado de menos de 200 habitantes, solo pasarelas y senderos que conectan las casas. 

Puerto Natales

Disfruta de las impresionantes vistas del sur de los Andes al llegar a Puerto Natales. La ciudad es punto de entrada al Parque Nacional Torres del Paine, que atrae a excursionistas y escaladores de todo el mundo. Además de una excursión opcional de día completo al famoso parque, también puedes pasar tiempo explorando Puerto Natales por tu cuenta. Esta tranquila ciudad es una mezcla de bares bohemios, tiendas que venden artículos para actividades al aire libre, casas de hojalata ondulada y restaurantes que sirven platos de todo el mundo. 

Fiordos chilenos

Navegaremos entre los legendarios fiordos y la multitud de islas que se encuentran dentro de la accidentada provincia de Magallanes en Chile. Pasaremos por la parte occidental del Estrecho de Magallanes, que lleva el nombre del famoso explorador portugués del siglo XVI que lo atravesó por primera vez. 

Cabo de Hornos y el Pasaje de Drake

Después de rodear el Parque Nacional Alberto de Agostini, tallado por glaciares, entramos al Canal Beagle. Contempla los impresionantes paisajes mientras pasamos entre el parque nacional y la Isla Gordon, parte del archipiélago de Tierra del Fuego. En la punta de América del Sur se encuentra el legendario Cabo de Hornos, un hito importante en las antiguas rutas que conectaban Europa con el Lejano Oriente y Oceanía. Aquí es donde chocan las aguas del Atlántico y el Pacífico, creando poderosas olas que se ven reforzadas por los remolinos de los vientos del oeste. Para los navegantes, rodear el Cabo de Hornos es una hazaña marítima similar a la cima del Monte Everest. Dada la notoriedad de estas aguas turbulentas, no podemos garantizar un desembarco, pero si la fortuna nos favorece ese día con un clima lo suficientemente estable como para poner un pie en la isla, estarás entre las pocas personas en el mundo capaces de presumir sobre eso. Desde el Cabo de Hornos, partimos hacia la Antártida a través del Pasaje Drake.


Día 56-62

Heimaey. La Pompeya de Islandia.
 

Esta es la última frontera helada: un vasto desierto blanco virgen, rebosante de vida en los confines del mundo. Majestuosas montañas cubiertas de nieve espesa se elevan desde el mar helado. Los glaciares se arrastran por el paisaje, agrietando y desprendiendo icebergs a lo largo de la costa. El paisaje es casi silencioso, salvo por el estruendo de las colonias de pingüinos, las salpicaduras de las focas y el sonido del hielo que se desmorona. Las 46 especies de aves que viven aquí, incluidos charranes, petreles y págalos también te fascinarán.

Durante los siete días que pasamos por las Islas Shetland del Sur y la Península Antártica, es probable que desembarquemos en varios lugares, lo que te permitirá experimentar la fauna y los paisajes de la región de primera mano. El Equipo de Expedición liderará los desembarques, creando un perímetro seguro para que puedas moverte libremente a tu ritmo. También dirigirán la navegación entre el hielo en lancha neumática, para poder admirar icebergs y glaciares desde una distancia segura.

Además, habrá actividades opcionales como kayak, campamentos y raquetas de nieve, aunque el número de participantes es limitado. No olvides la variedad de proyectos de ciencia ciudadana en ejecución, como fotografiar ballenas y recolectar muestras de agua. Cargaremos estas fotos en una base de datos global que ayuda a los científicos de todo el mundo a estudiar los patrones de migración y la microbiología. En definitiva, obtendremos una mejor comprensión del frágil ecosistema de la Antártida cuando estudiemos las muestras en el Centro de Ciencias.

Como se describe en el Tratado Antártico, la Antártida está dedicada a la paz, la ciencia y el turismo. Es por eso que nos adherimos a pautas ambientales muy estrictas en esta área. Somos el elemento extranjero aquí, por lo que es importante tener el menor impacto posible. La fauna está acostumbrada al hielo y al clima frío, pero no a la presencia humana.

No queremos dejar más que huellas y no tomar más que fotografías. De hecho, en muchas de las zonas que visitamos, incluso borramos nuestras huellas para evitar que los pingüinos caigan en ellas y se atasquen. Siendo embajadores de la Antártida, queremos que los futuros exploradores tengan la misma experiencia que tú cuando les llegue el turno de sorprenderse con este continente prístino.


Día 63-65

Pasaje de Drake.
 

Inspirados. Así se sienten muchos de nuestros huéspedes después de siete fascinantes e inolvidables días explorando la Antártida. Tu tarjeta de memoria de la cámara y tú, estaréis llenos de momentos memorables que permanecerán para siempre.

MS Fram dará la vuelta, apuntará al norte y comenzará el camino de regreso a través del Pasaje Drake y el Canal Beagle después. El Equipo de Expedición aprovechará este tiempo impartiendo más conferencias en el Centro de Ciencias y recapitulando experiencias vividas durante la ruta. El crucero está llegando a su fin. Pero todavía hay tiempo para disfrutar de las instalaciones del barco.  


Día 66

Volamos de Punta Arenas a Santiago de Chile. La expedición llega a su fin.
 

Llegamos a Punta Arenas por la mañana, lo que significa que la expedición de “Polo a Polo” ha llegado a su fin. Después del traslado al aeropuerto, volarás a Santiago de Chile. Si no tienes prisa para regresar a casa, te recomendamos extender unos días el viaje y disfrutar de las muchas delicias que ofrece la capital chilena o de la no tan lejana Isla de Pascua. 

Aunque tendrás que despedirte del barco, el capitán, la tripulación y el Equipo de Expedición, no es necesario que te despidas de la aventura: hay más cruceros de expedición y destinos para explorar.

Esperamos que aprecies los momentos mágicos que viviste en esta expedición: momentos no solo detrás de la cámara, sino también vívidos en tu mente y corazón. Nuestro objetivo es demostrar que los cruceros de expedición pueden y deben ser lo más sostenibles posible e inspirarnos a todos a hacer más para proteger y apreciar nuestro maravilloso planeta. Este es el agradecimiento que queremos que te lleves a casa y compartas con amigos y familiares. ¡Esperamos verte en tu próxima aventura!


SALIDAS 2022: 2 septiembre

PRECIOS: Solicite presupuesto personalizado

El precio incluye:
Hoteles:
  • Noche de hotel en Edmonton antes del crucero, desayuno incluido
Vuelos:
  • Vuelo en clase turista de Edmonton a Cambridge Bay antes del crucero
  • Vuelo en clase turista de Punta Arenas a Santiago de Chile después del crucero
Traslados:
  • Traslado del hotel en Edmonton al aeropuerto antes del crucero
  • Traslado del aeropuerto al barco en Cambridge Bay antes del crucero
  • Traslado del barco al aeropuerto en Punta Arenas después del crucero
Crucero de expedición:
  • Expedición Hurtigruten en cabina según su elección
  • Crédito a bordo de 750€ 
  • Pensión completa, incluye bebidas (cerveza, vino, refrescos y agua mineral) en los restaurantes Aune y Fredheim.
  • Té y café incluidos.
  • Wi-fi incluido a bordo. Recuerda que navegamos por zonas remotas con conexión limitada. La transmisión en streaming no es posible. 
  • Botella de agua de cortesía para rellenar sin cargo en las zonas de recarga de agua a bordo.
  • Equipo de expedición profesional de habla inglesa que imparte conferencias y acompaña en los desembarcos y actividades
  • Algunas excursiones están incluidas
Actividades a bordo:
  • Conferencias sobre una gran variedad de temas impartidas por expertos del Equipo de Expedición
  • Acceso al Centro de Ciencias que cuenta con biblioteca y microscopios biológicos y geológicos avanzados
  • El programa de ciencia ciudadana permite a los huéspedes ayudar con la investigación científica actual
  • Fotógrafo profesional a bordo que ofrece los mejores consejos y trucos para obtener las mejores fotografías de paisajes y fauna
  • Acceso a jacuzzis, infinity pool, sauna con ventana panorámica
  • Reuniones informales con la tripulación, como resúmenes diarios y preparación para el día siguiente
Actividades en tierra:
  • Préstamo de botas, bastones de trekking y todo el equipo para las actividades
  • Chaqueta de cortesía resistente al agua y viento
  • Los fotógrafos del equipo te ayudarán con la configuración de la cámara antes de desembarcar
EL PRECIO NO INCLUYE:
  • Vuelos internacionales
  • Seguro de viaje
  • Servicio de maleteros
  • Excursiones opcionales con operadores locales
  • Actividades opcionales para grupos pequeños con nuestro equipo de expedición
NOTAS:
  • Todos los itinerarios están sujetos a las condiciones climáticas y del hielo
  • Las excursiones y actividades pueden sufrir a cambios
  • Consultar requisitos de entrada al país y requisitos de embarque
  • Las propinas no son obligatorias

MÁS INFORMACIONES

Idiomas a bordo: Inglés y noruego.


Excursiones opcionales: Para completar su viaje, Hurtigruten pone a su disposición una amplia selección de excursiones opcionales.


Servicios complementarios: Les ofrecemos la posibilidad de contratar vuelos, hoteles, traslados, visitas y todos los servicios que necesite en destino para complementar sus vacaciones. No dude en solicitar su presupuesto.


Política de cambios:

  • 73€ por cambio, estos cambios están permitidos siempre y cuando se realicen antes de 40 días de la fecha de salida.
  • Menos de 40 días antes de la fecha de salida, el cambio provocará anulación de la reserva aplicando los gastos de anulación que correspondan; y se tendrá que efectuar una nueva reserva aplicando el nivel de precios que esté vigente en el momento.
  • NO se permiten cambios en las ofertas.

Política de cancelación 2021- 2022:

  • Más de 150 días antes de la salida: 10%
  • 149 – 90 días antes de la salida: 30%
  • 89 – 45 días antes de la salida: 50%
  • 44 – 31 días antes de la salida: 70%
  • Menos de 30 días antes de la salida: 100%

Cancelaciones:

  • Todas las cancelaciones se calculan sobre el PVP.
  • Anulaciones de un pasajero en cabina triple o doble, la naviera aplica los gastos de anulación correspondientes y aplicará el nivel de precio que esté vigente en el momento. El/los pasajeros que ocupen la cabina asumirán los suplementos o cargos, consecuencia de dicha anulación.

Hurtigruten puede cancelar o cambiar el viaje sin compensación si el motivo de la cancelación se debe a factores externos que están fuera del control de Hurtigruten y que no se podían prever en el momento de realizar la reserva.

FORMULARIO DE INFORMACIÓN Y RESERVAS

Deseo recibir las mejores ofertas y novedades *

VERIFICACIÓN DE CÓDIGO ANTISPAM

Atención al cliente

HURTIGRUTEN
CRUCEMAR
DISNEY CRUISE LINE
VARIETY CRUISES
CRUCEROS FLUVIALES
TURISMOENTREN